martes, 8 de enero de 2013

En qué consisten los jardines verticales hidropónicos


La variedad de sistemas para construir jardines verticales hace que sea imposible seleccionar un solo tipo como el mejor, porque su idoneidad depende de las condiciones específicas de cada caso. Sin embargo, queremos detenernos en analizar las características de los jardines verticales hidropónicos, una opción que utiliza soluciones minerales en lugar del sustrato tradicional para asentar las raíces de las plantas.

Por tanto, la clave del desarrollo de los jardines verticales hidropónicos es que cuenten con los nutrientes específicos que necesita cada especie vegetal que decidamos cultivar, que les aportaremos a través del agua de riego. Conocer bien la demanda de cada una de nuestras plantas hará que crezcan sin problemas y que los jardines verticales hidropónicos desarrollen  sus máximas potencialidades.

No debes preocuparte por acertar con la combinación de nutrientes para los jardines verticales hidropónicos, existen fórmulas ya preparadas que se pueden adquirir en los centros de jardinería. Basta con comentar con los expertos cuáles son las especies que conforman los jardines verticales hidropónicos y ellos te proporcionarán los nutrientes según el caso.

Sin embargo, si quieres estar familiarizado con algunos de estos elementos que son imprescindibles para el desarrollo de jardines verticales hidropónicos, te citamos algunos de ellos: calcio, carbono, fósforo, hierro, manganeso, azufre, zinc, magnesio o potasio y cobre. Por supuesto, para el crecimiento de los jardines verticales hidropónicos es básica la contribución del nitrógeno y del oxígeno.

Con estas claves, solo falta un sustrato a base de arena, virutas, piedra pómez, fieltro, poliuretano o lana de roca, por citar algunos de los que son viables para la instalación de jardines verticales hidropónicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada